In Discapacidad

¿Qué deben hacer los padres tras el diagnóstico de que su hijo padece sordera?

Una vez que el bebé  o niño ha sido diagnosticado con algún tipo de sordera el papel de los padres entorno a su tratamiento es muy importante. No todo es trabajo del médico especialista, el mismo no puede hacer milagros ni convive todo el tiempo con el bebé o niño, lo que sí hacen los padres, es por ello que deben involucrarse y participar tan activamente en el tratamiento y rehabilitación de este problema como les sea posible.

Muchos ejercicios se pueden realizar en casa y por eso los padres pueden informarse sobre ellos y llevarlos a cabo con el bebé o niño para participar en su mejoría, el niño estará en confianza con ellos así que eso ayudará en la efectividad de la aplicación de dichos ejercicios.

También dependerá de los padres seguir las instrucciones del médico entorno al tratamiento que le sea impuesto al niño según el tipo de sordera que padezca y cualquier otro factor que el médico haya decidido considerar.

No es fácil para los padres recibir un diagnóstico como éste de buena manera, no es fácil para ellos saber que su hijo presenta un problema porque todos los padres quisieran que sus hijos estén lo más saludables posible. Pero los problemas auditivos son comunes y cualquier niño podría padecerlos.

Si ya su hijo ha sido diagnosticado con sordera lo único que se puede hacer es seguir el tratamiento y apoyar al niño o al bebé tanto como sea posible para obtener una mejoría o corrección del problema.

Si usted es padre de un niño diagnosticado con sordera tenga en cuenta que sentimientos negativos pueden embargarle al recibir la noticia. Pero debe ser fuerte y procurar no desanimarse para poder responder eficazmente ante esa deficiencia auditiva que presenta su hijo. Hágalo por él.

Lo primero que debe hacer es orientarse tanto como le sea posible. No tema preguntar al médico especialista sobre cualquier duda que tenga teniendo en cuenta que ahora serán parte habitual de su vida muchos términos que probablemente desconocía. Infórmese por su cuenta también si eso le hace sentir tranquilidad.  Toda la información que obtenga le será realmente de mucha utilidad.

También puede contactar con asociaciones y fundaciones sobre la temática. Ellos estarán siempre allí para usted, para informarle, ayudarle, asesorarle y apoyarle. No está solo en su tarea, no debe sentirse así. Haga lo que tenga que hacer para sentirse mejor y más seguro. Su hijo depende de usted.

Proceso de sentimientos al enterarse de la noticia:

Culpa, miedo, angustia, incertidumbre… Éstas son algunas de las emociones que le pueden invadir tras recibir la noticia o diagnóstico de que su hijo padece problemas auditivos.

No debe dejar que esas emociones le paralicen, debe aprender a lidiar con ellas para que pueda actuar correctamente, tomando un papel activo entorno a la recuperación o corrección del  problema de su hijo como debe ser, es decir, entorno a su tratamiento.

Es normal que deba lidiar con estas emociones en una primera instancia. Dudas invadirán su mente: ¿Y si me hubiese dado cuenta antes? ¿Y si lo  hubiese llevado al médico antes? ¿Qué pasará ahora?

Usted es humano y no  podrá evitar que esas dudas pasen por su mente pero debe afrontarlas y aceptar que ahora lo que puede hacer para ayudar a su hijo es trabajar junto con el médico especialista tanto como sea posible para la corrección del problema.

Hay mucho por hacer: debe informarse, llevar a su hijo a las revisiones periódicas con su médico especialista u otros médicos a los que éste le refiera, debe emplear técnicas para la corrección de problemas de lenguaje del niño en casa y muchas otras cosas más… No hay lugar para sentirse mal, no hay tiempo ni es necesario.

Ahora bien si siente que no puede lidiar con sus emociones no desespere, muchas personas están allí, dispuestas para ayudarle. Puede acudir con confianza ante asociaciones y fundaciones sobre esta temática. En ellas encontrará personas amables dispuestas a ayudarle, orientarle e informarle y posiblemente conozca a otros padres como usted, con los cuales desahogarse y compartir opiniones e información. Padres que han atravesado por todo ese nudo de sensaciones por las cuales usted también está atravesando y que le recordarán que no está solo en su lucha.

También si lo considera necesario puede acudir a un psicólogo, lo importante es que obtenga las herramientas para lidiar con sus emociones y no dejar que éstas le dominen y entorpezcan su importante papel en lo que a la mejoría de su hijo se refiere.

Conclusiones:

Las asociaciones y fundaciones de ayuda a personas con discapacidad auditiva pueden ser su mejor opción para obtener asesoría y apoyo en todo lo que respecta al diagnóstico de su hijo. También puede apoyarse de seres queridos o profesionales, lo importante es que encuentre la forma de sobrellevar sus emociones negativas para poder realmente ser útil en el tratamiento y rehabilitación de su hijo. No desespere.

Si necesita un motor de arranque, un factor motivacional para sobrellevar esto, que para usted es tan difícil puede también acudir por ayuda. Su hijo necesita de su ayuda pero usted a su vez necesitará ayuda para asesorarse en lo que desconoce y para reconfortarse si así lo requiere.

Tenga en cuenta que si bien no es completamente su responsabilidad, usted puede ayudar en lo que a esa mejoría se refiere, usted puede dedicar tiempo en ayudar a su hijo a mejorar su lenguaje, a llevarlo a terapeutas y a hacer todo lo que tenga que hacer para mejorar, así que tenga confianza en que lo hará.

Ahora, tras el diagnóstico su vida cambiará de cierta manera, ahora tendrá que aprender sobre términos que desconocía, sobre el tratamiento a emplear con su hijo, sobre estrategias que puede emplear para ayudarle, sobre dispositivos de apoyo para personas sordas y mucho más… Esto le puede hacer sentir temeroso. También la incertidumbre de si su hijo mejorará o no.

El diagnóstico de sordera en los bebés o niños puede ser realmente difícil de sobrellevar, especialmente en las familias en las cuales no existen antecedentes de personas con este problema y que por ese motivo, no hayan tenido la oportunidad de convivir con una persona  con dificultades auditivas antes.

Recent Posts

Dejar un comentario